Mis queridos lectores, me congratula verles interesados en estos temas, y como he visto un aumento de interés en estos temas, me gustaría seguir hablando sobre ellos.

Muchas veces, todos hemos visto parejas de personalidades dispares, incluso opuestas, pero si nos fijamos bien en la relación entre ambas, nos percatamos de que se complementan la una a la otra. Estas almas, generalmente, han tardado en tener ese grado de entendimiento y cooperación entre ellas, les ha costado muchas vidas juntas en tiempos pasados, compartiendo y ayudándose mutuamente en su evolución espiritual.

Nos preguntamos: ¿Cómo han llegado a tal entendimiento?

O si gustan ustedes: ¿Cómo puede ser esto?

Pues lo más seguro es que pertenezcan al mismo grupo de almas, aunque no necesariamente, pero en su mayoría ocurre de esa manera.

Esto nos aclararía muchas cosas de esa relación, y aunque ellas individualmente tengan sus propias inquietudes, problemas personales o metas, llegan a descubrir que trabajar en pareja (o en familia cuando ya se está más maduro), les facilita las cosas.

Por eso, la pareja cuando está en sintonía y muy arraigada enfoca las cosas de manera que los objetivos externos satisfagan los internos. Por tanto, les ayuda a crecer y desarrollarse, teniendo en cuenta que esa relación se originó, en un principio, en el mundo espiritual por el amor divino y compasivo que ambos se profesaban, y que, en la Tierra, después de multitud de vidas, puede funcionar y dar sus frutos.

Esta relación, en su mayoría de veces, no se da ininterrumpidamente, si no que sus reencuentros en las reencarnaciones pasadas suelen ser intermitentes, hecho que hace que las almas aprendan otras cosas, otro tipo de relación y por tanto maduren, para que el próximo reencuentro sea mejor y con mayor preparación.

Aquí y en este momento diré que las almas o espíritus, aun siendo del mismo grupo de almas, tienen caracteres diferentes, como he mencionado al principio. Unas pueden ser autoritarias, concisas, argumentativas, o inflexibles en sus relaciones, y otras podrían ser totalmente diferentes, más amorosas, complacientes o tolerantes, por ejemplo.

Todo esto aunque las almas se reencuentren, hay que tenerlo muy en cuenta, pues dependiendo del rol personal y profesional que adoptan ambas, puede ser un auténtico reto la convivencia para ambas y el aprendizaje de lo que significa libre albedrío, respeto y aceptación.

Tomemos, por ejemplo, el alma más tranquila, amorosa y más flexible, que se reencarna en un cuerpo masculino, y la otra más dominante, inflexible, inquieta etc… en uno femenino. Los problemas que a priori por género y sus respectivos caracteres pueden tener, si no saben controlar sus caracteres y adaptarse a la situación pueden ser importantes, claro está esto se ve muy acentuado en épocas anteriores a la actual, como todos sabemos.

Aunque en la actualidad se lucha enconadamente por la igualdad entre hombres y mujeres, me refiero en todos los ámbitos posibles y por haber, en lo de la igualdad, aunque no en todo el mundo es así y no en todas las sociedades.
Dicho esto, imaginen que esa alma amorosa, complaciente, amigable entre muchas cosas con rol masculino trabajando en una empresa de fondos de inversión, mientras que la otra alma hace de rol de ama de casa, con su peculiar carácter.

Aunque uno sea más duro, autoritario etc…ambos tienen mucho que trabajar, para que ambos caracteres estén en armonía en la relación tanto personal como en lo profesional, aunque ella sea un ama de casa considero que es la profesión más dura del mundo.

No es de extrañar que él tenga problemas en el ámbito profesional para ascender dentro de la compañía debido a falta de carácter, como jefe, que aunque pueda tener algunas, tiene carencias de otras muy evidentes. Y ella tenga problemas como madre en la educación de sus hijos y en la insatisfacción que él no pueda proporcionarle.

Esto nos puede dar una ligera idea del aprendizaje del libre albedrio y del crecimiento espiritual, de como por ejemplo, si se hubieran intercambiado los roles les hubiera facilitado las cosas entre ambos, y la vida más sencilla y sin tantas frustraciones.

Pero claro, hay que aprender y saber adaptarse, y respetar es lo principal. Por eso, la complejidad de las lecciones (lecciones de vida sería en los registros Akáshicos).

Cuando las almas llegan a un alto nivel, independientemente de su carácter, saben adaptarse muy bien a la situación que hayan elegido vivir, y lo más importante saben planificar mucho mejor su reencarnación, sus objetivos o plan de vida que hayan decidido ejecutar.

Esto nos da una ligera idea de lo que significa el aprendizaje o lecciones de vida, y de que algunas almas se decantan en su mayoría de ocasiones por reencarnaciones de género masculino pensando en que se le facilitarán las cosas, dada la predominancia social en épocas pasadas, como he dicho anteriormente, se puede ver hoy en día en ciertos países y sociedades, pero muchas de esas almas se dan cuenta de que cuando reencarnaban en modo femenino, el sistema emocional es más fuerte en otros ámbitos que siendo hombre (masculino) no sospechaba, y que su carácter más controlador, o impositivo etc…se podría ejercer de otra manera sin imponer nada; respetando el libre albedrio mediante el amor, la compasión y la sensibilidad femenina.

Estas emociones en épocas pasadas eran más ejercidas por mujeres dado la naturaleza social y machista que imponía el hombre, la educación en muchas sociedades siempre ha sido un papel más refinado y sutil por decirlo de una manera suave, cosa que no impedía influenciar de ciertas maneras a las parejas masculinas. Habría muchos ejemplos y situaciones que podríamos nombrar pero prefiero que ustedes piensen en esto.

Todo esto nos da un claro ejemplo de como las almas evolucionan en su comprensión de la vida (en la Tierra, plano físico), de cómo aprenden de sus errores o triunfos y aunque por circunstancias que escapen a su control: enfermedades, guerras, etc… en sus vidas pasadas, siempre pueden regresar, de nuevo, a terminar aquello que empezaron, o bien buscar una nueva situación que experimentar.

Pero hay que tener siempre presente el concepto de que todos crecemos individualmente, y que al mismo tiempo pertenecemos a un grupo mayor (grupo de almas), que trabaja por el bien común. Por tanto, nunca estamos solos, aunque tengamos esa sensación.

Les deseo lo mejor y espero les haya ayudado a reflexionar sobre ciertos aspectos de su vida que seguro que quieren mejorar.

Te invito a unirte a mis Webinars – Charlas Online Gratuitas

Cada mes estaré realizando Webinars o Charlas Gratuitas Online sobre temas relacionados a los Registros Akáshicos y otras terapias, además de que también pueden proponerme temas para tratar. Solo tienes que registrarte aquí y te enviaré la invitación al Webinar cada mes con los detalles .

Mis guías y maestros me han enseñado técnicas y métodos para que todo el mundo pueda acceder a estos conocimientos, tenga el trabajo que tenga, tampoco no hay límite de edad, no importa si no sabes nada sobre el tema, lo importante es que despiertes a la consciencia.

Si, quiero